Molesto porque no le cedía su turno de riego del agua de un
pozo, un hombre asesinó de un balazo a su primo en
Piletas, en el municipio de Palmar de
Bravo
, en los límites de Puente
Cañada
y Esperanza, la tarde del
sábado.

De acuerdo con los reportes, el hoy occiso respondía al nombre
de Eduardo N, quien según testigos inició una discusión con su
pariente cuando éste último le reclamó que ya se había pasado
del tiempo pactado.

Se hicieron de palabras e incluso llegaron a los golpes,
entonces el presunto agresor se retiró, aunque sólo por un
instante, pues poco después regresó con un arma de fuego y sin
dudarlo la acción contra su consanguíneo, quien cayó muerto,
pues recibió el tiro en la cabeza.    

Tras el homicidio, familiares de Eduardo
pidieron apoyo, pero ya era tarde, pues su cuerpo sin vida
yacía entre los cultivos de maíz.  

El cuerpo fue traslado a la morgue de Tehuacán
y con respecto al responsable se sabe que se desavecindó de
Palmar.

Dejar respuesta