Se esfuman las pensiones de los jubilados

0
191

Una de las medidas más perversas de la tecnocracia neoliberal fue la adopción del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), con base en el modelo implantado por el dictador chileno Augusto Pinochet.

Así nacieron, en el sexenio de Ernesto Zedillo, las Administradoras de Fondos para el Retiro
(Afores), instrumento con el cual las pensiones se han ido reduciendo en perjuicio de los
trabajadores, no así los beneficios para el sector financiero que fue favorecido por el régimen privatizador.

Los ahorros de los trabajadores, que en la actualidad suman 2 billones 691 mil 942 millones de pesos, equivalente a 13.7% del Producto Interno Bruto, no se han visto reflejados en una mejor calidad de vida para los pensionados, por el contrario, el aumento de precios siempre va muy adelante de los salarios.

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), advirtió que son cada vez mayores los riesgos para el fondo de pensiones, pero no señaló que esto se debe al incremento de las presiones financieras en 10 por ciento anual, como lo reconoce el IMSS.

Del  total de activos del (SAR), 56.2 por ciento son por  aportaciones de los trabajadores
en los 19 años que tiene actualmente este sistema.

La Consar indicó que la única solución al problema de la insolvencia del SAR, que considera
inevitable en las dos décadas siguientes, está en un incremento del monto de las aportaciones, que haya un mayor ahorro voluntario de los trabajadores y que se aumente la
edad para el retiro.

Tal propuesta tendría sentido si hubiera un incremento de los salarios acorde con la inflación real. ¿Cómo supone la Consar que los trabajadores van a ahorrar cuando no les alcanza
ni para finalizar la quincena?

¿Y las ganancias que generan los ahorros?

¿Por qué las pensiones solo benefician al sector financiero? Saludos.

Dejar respuesta